fbpx

20161107-Operativo de tránsito

Durante la semana, personal del departamento Tránsito realizó diversos operativos de control vehicular en diferentes puntos de la ciudad, con el objetivo de concientizar, prevenir y sancionar, buscando mejorar el tránsito en Casilda. Estos operativos se acentuaron alrededor de la celebración del Día del Amigo. Los resultados de los controles de alcoholemia, comparados con la misma fecha del año anterior, evidenciaron una merma en cuanto a la presencia de alcohol en sangre en conductores.


En los operativos que se llevaron a cabo entre el lunes 17 de julio hasta este domingo 23 de julio, se controlaron 913 (novecientos trece) vehículos, entre autos y motos, se labraron 84 (ochenta y cuatro) actas de infracción y se secuestraron 10 (deiez) vehículos, de los cuales 5 (cinco) son automóviles, y 5 (cinco) son motocicletas. Las causas de los secuestros son escapes adulterados, conducción de menores de edad, conducción sin casco, y vehículos sin patente y sin documentación.

Teniendo en cuenta el flujo de gente en la zona céntrica debido a los festejos por el Día del Amigo, desde la Dirección de Tránsito se reforzaron los controles y se realizaron controles de alcoholemia en las madrugadas de viernes, sábado y domingo. En la sumatoria de los tres días, se realizaron 447 (cuatrocientos cuarenta y siete) controles, de los cuales 37 (treinta y siete) arrojaron resultados positivos en cuanto a la presencia de alcohol en sangre en los conductores. El rango de alcoholemia positiva detectada fue de 0.57 a 2.29. Se labraron 41 (cuarenta y ún) actas de infracción y se secuestraron cuatro vehículos, dos motocicletas y dos automóviles.

Es de destacar que en la misma fecha, pero en el año anterior, el porcentaje de conductores alcoholizados fue del 15%, y en esta ocasión alcanza el 8%. En ese sentido, Censi y Dichiara concordaron en la satisfacción de bajar el porcentaje de alcohol al volante, aunque continuarán trabajando para lograr que el número siga bajando y en algún momento nadie conduzca luego de haber ingerido alcohol.

La intención de la Municipalidad de Casilda con estos controles es cuidar el bien más preciado de sus ciudadanos, que es la vida, tanto de los que se conducen en vehículos como también de los peatones que puedan ser víctimas de conductores alcoholizados. El no dejar seguir a conductores alcoholizados previene siniestros y sus consecuencias.

El llevar adelante estos controles es una política de estado que continuará en el tiempo, siempre pensando en la seguridad de la ciudad, en la seguridad de su gente y en CUIDAR LA VIDA.