fbpx

La Municipalidad de Casilda a través del trabajo conjunto de sus organismos de control, han suspendido este sábado por la noche un encuentro entre jóvenes menores de edad. La fiesta, que al final no pudo concretarse, se organizó en barrio Barracas.

Teniendo en cuenta la situación epidemiológica en la que se encuentra la provincia y más específicamente Casilda, no están de ninguna manera permitas las reuniones familiares ni afectivas. Lo cierto es que además de desactivar la cita, se estableció multar al dueño del inmueble.

Además, entre los procedimientos habituales y nocturnos advirtieron una persona que estaba incumpliendo del aislamiento obligatorio dispuesto por ser “contacto estrecho”, de un paciente positivo para Covid 19. Es por eso que se le notifcó el incumplimiento y se realizaron las actuaciones correspondientes.

Por otro lado, tres jóvenes fueron demorados por personal policial que, en conjunto con personal de la dirección de Control Urbano y Convivencia, la cual es dirigida por Marcelo Cavallieri, lograron dar con los mismos luego de registrarlos en la vía pública, icumpliendo con el pedido explícito y la obligación de esta nueva etapa decretada por el gobernador Omar Perotti.

Intensificaron controles de tránsito

La dirección de Tránsito encabezada por Jorge Arias, y junto al edil Germán Zarantonello, colaborador en las acciones preventivas, realizaron (y realizan durante la tarde noche de este domingo), operativos en diferentes barrios casildenses.

Hasta el momento, como resultado se labró un acta de infracción a un conductor en barrio Nueva Roma “C”  y se asistió a varios lugares denunciados (durante la noche del sábado) por los propios vecinos por supuestos encuentros fuera de lo permitido, y, este domingo se secuestraron dos motocicletas,. 

Además, durante la mañana hubo un intenso trabajo de prevención en zona rural para evitar el ingreso desmedido de personas a Casilda y evitando los controles efectuados en los retenes de ingreso.