fbpx

Hoy, sábado 13 de febrero, se conmemoran los cien años de la aparición del primer ejemplar de “La Voz del pueblo”, que ahora es “La Voz de Casilda”, pero el espíritu del periódico no cambió.

El jueves 11 de febrero, en el hall central de la Municipalidad de Casilda, se llevó a cabo un acto que transitó por los caminos de la historia, el reconocimiento y la emoción, que anduvo sobrevolando permanentemente.

Empezó de la mejor manera posible, quien condujo el acto fue el historiador Federico Antoniassi que, con la solvencia que lo caracteriza, recorrió la historia, con el tiempo justo y las palabras exactas.

El primer orador fue el intendente municipal, Dr. Andrés Golosetti, quien destacó la importancia de “La Voz del Pueblo”, en tanto y en cuanto, desde 1921, viene escribiendo, a modo de fascículos semanales, la historia de Casilda de los últimos cien años.

Mientras tanto, los hermanos Marcelo y Javier Cortés, actuales titulares del periódico centenario, empezaron a sentir la invasión de un brillo húmedo en sus ojos, especialmente cuando se mencionaba a Delfín Cortés y a Leonor Sánchez de Cortés.

Justamente, entre las personas presentes estaba un hermano de Leonor, la mujer emprendedora que estuvo un largo tiempo al timón del periódico, con firmeza e inteligencia.

A continuación, el senador Eduardo Rosconi, protagonista ineludible de las últimas décadas de la ciudad, leyó su propuesta a sus pares de la Cámara alta, quienes naturalmente votaron por la declaratoria de Interés para el Senado, el acontecimiento periodístico a cumplirse hoy, sábado 13, qué es ni más ni menos que el nacimiento de un medio que se transformaría, con el tiempo, en un ícono de Casilda.

Fue el propio legislador quien depositó en las manos de los hermanos Cortés, la decisión de la Cámara de Senadores de la provincia de Santa Fe, al declarar de su Interés el centenario de “La Voz del pueblo”.

Por su parte, en representación de la actual gestión de la Municipalidad de Casilda, Andrés Golosetti se refirió al periódico como «parte de nuestra historia y parte de nuestra identidad, es la referencia obligada para saber qué pasó en la historia de nuestra ciudad».

Como reconocimiento a la comprometida labor de la familia, tanto el intendente como el senador, entregaron a los actuales directores del medio, placas en honor a estos primeros cien años de incansable esfuerzo.

Acto seguido, Federico Antoniassi invitó a Marcelo y Javier Cortés, y fue el primero, quien leyó lo que había escrito, recordó a su abuelo Delfín José, y a sus tíos abuelos Lorenzo y Arturo, al periodista Andrés Zapata Giménez y Miguel Della Cella, quienes soñaron un medio de prensa, que era, en aquellos tiempos, una empresa que requería de mucho coraje.

También Marcelo habló de la trascendencia de Eduardo Rosconi, ya como intendente, y ahora como senador, pero siendo protagonista de la historia. Luego, Javier le rindió un homenaje a sus padres, con una analogía futbolera.

«Mi vieja era Messi, y mi viejo era Maradona, y esa es una mochila muy pesada, pero seguimos adelante”, dijo, y fue quizás, el momento más emotivo, y la llovizna de emociones en sus ojos, invadió también su voz, y todos los presentes aplaudieron a Javier, y, seguramente, esos aplausos, eran también para los fundadores, y para Delfín y Leonor, porque, en definitiva, la historia de “La Voz del Pueblo”, hoy “La Voz de Casilda”, es, para ellos, nada menos que la historia de su propia familia.

En el acto, estuvieron la Secretaria de Cultura y Educación de la Municipalidad, Antonia Pierucci, y la presidenta del Concejo Deliberante, Manuela Bonis.

Sumado a todo lo que se dijo, absolutamente merecido para “La Voz del Pueblo”, hay otro mensaje implícito en cada discurso: la permanencia de este periódico, es, a la vez, una invitación a soñar que siempre se puede intentar algo nuevo, y si se hace con honestidad y transparencia, perdurará a lo largo del tiempo. Porque, en definitiva, lo que vale la pena es soñar que se puede.