fbpx

La Dirección de Tránsito de la Municipalidad de Casilda informa que en la semana comprendida entre los días lunes 5 y domingo 11 de septiembre se efectuaron operativos de control vehicular en distintas locaciones de nuestra ciudad, y en horarios alternativos matutinos y vespertinos.

Entre ellos se destaca el realizado el pasado martes (6/9) en el horario de 14:30 a 16:30 horas en Ruta 33, Km. 739, por contar con la participación de la Agencia Provincial y Policía Provincial de Seguridad Vial, que, incluyendo este, arrojaron un total de sesenta y nueve (69) vehículos fiscalizados, dieciséis (16) actas labradas y la remisión de dos (2) motocicletas al Tribunal Municipal de Faltas.

Cómo es habitual, el control vehicular y de alcoholemia se realizó en la madrugada del domingo 11 de septiembre, en el rango horario comprendido entre las 4 y las 7 horas en bulevar Ovidio Lagos al 1800 (entre D. Alighieri y E. Zeballos).
El mismo resultó en la constatación de setenta y nueve (79) vehículos, el labrado de diez (10) actas de infracción, resultando en ocho (8) de ellas alcoholemias positivas con los siguientes guarismos de grados de alcohol en sangre: 0.39 (motociclista); 0.62; 0.66; 0.77; 0.86; 0.87; 1.43 y 1.58, remitiéndose al Tribunal Municipal de Faltas cuatro (4) automóviles y una (1) motocicleta y otorgándose al resto de los infractores la posibilidad del conductor alternativo, por tener toda su documentación en orden, pero reteniendo su licencia de conducir.

Se merece mencionar la participación de los agentes de nuestra Unidad Regional IV, ya que en momentos de efectuarse el operativo narrado, que contó con su colaboración, notaron que un vehículo Peugeot 208, se desplazaba a exagerada velocidad por las calles del centro de la ciudad y su conductor manejaba vehementemente.

Esto originó que móviles policiales, advertidos del hecho, fueran en su búsqueda y lograron interceptar en calle Dante Alighieri al 1700, para luego solicitar que un inspector se apersone en el lugar para realizarle el pertinente control de alcoholemia, el cual como resultado uno con noventa y ocho (1.98) grados de alcohol en sangre.

Es por eso que el automóvil fue remitido al Tribunal Municipal de Faltas, reteniéndose la licencia de su conductor, sin otras alternativas dada la intempestividad de sus acciones.

A todo lo expuesto se debe agregar la continuidad en la realización de las guardias pasivas de veinticuatro horas, resultando en las mismas la remisión de cuatro (4) motocicletas al Tribunal Municipal de Faltas, a requerimiento del personal policial de la Unidad Regional IV, que colabora como es costumbre con los agentes de esta Dirección.