fbpx

En la sede de la Biblioteca Popular “Carlos Casado” la Comisión Municipal de Protección del Patrimonio de la Ciudad de Casilda realizó la presentación de la restauración de la Fuente Histórica que estuviera alojada en la casa quinta de nuestro fundador, Carlos Casado del Alisal.

El acto de este sábado fue el momento cúlmine de un gran y extenso trabajo de investigación y restauración llevado adelante por la Comisión Municipal de Protección del Patrimonio de la Ciudad de Casilda, con total apoyo del Municipio, y tuvo lugar en el salón principal de la Biblioteca Popular “Carlos Casado”, donde en su ingreso está actualmente apostada la histórica Fuente Cantarina.

Allí se presentó un audio-visual sobre el tema, titulado: “Historias de la Fuente Cantarina”.

Luego, el intendente Sarasola recibió un presente por parte de miembros de la Comisión, quienes le agradecieron “muy especialmente por todo el apoyo recibido durante los cuatro años de su gestión en esta difícil tarea de preservar el patrimonio, que no es más que saber de dónde venimos para entender nuestro presente y poder diseñar mejor nuestro futuro”.

Sarasola agradeció emocionado el gesto y coincidió con los integrantes de la comisión en “la importancia de revalorizar y cuidar nuestro patrimonio histórico y cultural”, y destacó “el trabajo de esta Comisión, que, de manera silenciosa, con paciencia y sacrificio sigue rescatando historias, elementos, objetos, lugares, que son sumamente
importantes para la historia de la ciudad”.

LA FUENTE HISTÓRICA
Una antigua fotografía que está en el museo de Ia ciudad de Esperanza, parece ubicarla en la casa Quinta Casado en épocas anteriores al trazado de Casilda. Sí, se confirma, que para el año 1932, ya en incipiente abandono, estaba en el parque, frente principal de la casa del fundador. Esta propiedad es puesta en venta por la Sucesión Casado. El sr.
Guillermo Villa compra dos lotes cuya medianera coincide con el eje de la manzana y pasa por el centro del estanque de la fuente, por lo que decide ceder su propiedad a condición que se incorpore a un futuro museo histórico de la ciudad, compromiso que cumple el Sr. Emilio Tosticarelli quien la dona al, entonces en formación, Museo y Archivo Histórico Municipal fundado por don Santos Tosticarelli.

En 1961 es restaurada por la Comisión y emplazada frente a la Biblioteca Popular “Carlos Casado”, donde funcionaba el Museo, en fechas especiales, algunos casildenses pudieron verla en plenitud de belleza y función.

En 1996, a menos de un año después que el Museo y Archivo Histórico Municipal “Don Santos Tosticarelli” inaugurara su moderno edificio propio, es vandalizada.

Con el trabajo de la gestión municipal de esa época, instituciones y la labor de un marmolista de la ciudad, fue restaurada y protegida con un cerco vivo y una valla, aunque no volvió a funcionar como fuente y perdió el balaustre superior.

Pasó a un olvido de mayorías que no supimos reconocer de esta fuente histórica su valor patrimonial; de testimonio, significado y representación del perfil de la ciudad. Su estructura se deterioró cada vez más rápidamente, y comenzaron a fallar las reparaciones del año ’96 degradándose el mármol, hasta llegar a un estado de riesgo de colapso total inminente.

En 2019, con parte de los fondos gestionados por el intendente municipal, Juan José Sarasola, para el proyecto “Paseo 12 de Abril”, se logró que especialistas en la materia, como el Grupo Basamento, un equipo de profesionales del departamento de estatuaria de Rosario, la restaurara hasta el punto donde era posible.

Queda para nosotros y las próximas generaciones el deber de mantener este bien patrimonial que pertenece y representa a los casildenses.