fbpx

piletas

La Secretaría de Gobierno de la Municipalidad de Casilda, a través del Área de Seguridad Alimentaria, brindó una serie de recomendaciones para el uso de piletas de natación durante este verano y la prevención de enfermedades.

Durante la temporada estival, las personas que concurren a piletas públicas o privadas, pueden llegar a contraer diferentes enfermedades (como diarreas, conjuntivitis, hepatitis y síndrome urémico hemolítico, etc.), si las condiciones higiénico sanitarias no son las correctas.

 

Se elaboraron una serie de consejos y recomendaciones, teniendo en cuenta cuáles son los factores que pueden llegar a contaminar el agua, y para saber cómo extremar los cuidados para que esto no se produzca.

 

En el caso de piletas familiares o de jardines de infantes,  se recomienda:

 

-Renovar cada cuatro horas de uso, el agua de las piletas de bebes (piletas con pequeño volumen de agua).

-Desinfectar con agua lavandina. (50 ml cada 1000 litros de agua).

-Implementar un sistema de ducha antes del ingreso.

-Controlar la cantidad de niños por pileta, evitando el hacinamiento.

-Evitar la entrada de mascotas.

-Evitar que personas que hayan tenido (días previos) o tengan diarrea, ingresen a la pileta, para impedir, de esta manera, la contaminación del agua. Los niños suelen tragar agua mientras juegan y podrían enfermarse en caso de que el agua se haya contaminado.

 

En el caso de natatorios públicos o privados (clubes) se exige:

 

-Contar con la habilitación correspondiente.

-Completar y publicar planillas diarias de autocontrol de: cloro residual, ph y turbidez.

-Realizar obligatoriamente los análisis fisicoquímicos y microbiológicos del agua, con la frecuencia correspondiente según la fuente de agua utilizada (agua de pozo o de red).

-Contar con vestuarios y duchas en correctas condiciones higiénicas y sanitarias.