fbpx

sarasola buryaile

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, presentó, en Alcorta, los lineamientos generales para la articulación de “Políticas de Desarrollo Agropecuario e Industrial y del Comercio y los Servicios”, con el objetivo de avanzar en la construcción colectiva. Participó el Ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile. Sarasola estuvo acompañado por el secretario de la Producción, Juan Della Lana.

 

El intendente municipal de Casilda, Juan José Sarasola, participó este jueves del acto de presentación de los lineamientos generales para las políticas agroindustriales de Santa Fe que presidió el gobernador Miguel Lifschitz. Como invitado especial estuvo el Ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile.

Más de 300 personas, vinculadas con el sector agropecuario y con la industria, se hicieron presentes en la Sociedad Italiana de Alcorta, lugar emblemático para el agro del sur santafesino.

En la oportunidad, Sarasola se entrevistó con el Ministro Buryaile, donde en un diálogo cordial le manifestó las preocupaciones y las necesidades del sector en nuestra ciudad y región.

El encuentro comenzó con la disertación del economista Carlos Seggiaro, quien realizó un análisis de la economía actual, las tendencias y la dinámica de los mercados.

En la continuidad, hizo uso de la palabra el Ministro de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, y el cierre estuvo a cargo del Ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile y del Gobernador Miguel Lifschitz.

Además estuvieron presentes los ministros provinciales de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías; de la Producción, Luis Contigiani; de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Eduardo Matozo; de Infraestructura y Transporte, José Garibay; y de Medio Ambiente, Jacinto Speranza; la presidenta comunal de Alcorta, María Eugenia de la Fuente; y el exgobernador y diputado nacional, Hermes Binner.

 

EL DOCUMENTO

El documento presentado planteó las bases para una propuesta de desarrollo sustentable, integración territorial y agregado de valor del sector agroindustrial santafesino.

Se trata de 20 puntos que buscan crear una política agroindustrial en la provincia de Santa Fe.

PROPUESTA DE ALCORTA

SANTA FE Y EL DESARROLLO AGROINDUSTRIAL

Bases para una propuesta de desarrollo sustentable, integración territorial y agregado de valor

1) Marco institucional para el consenso y el federalismo

Es necesario que el diálogo y las propuestas se desarrollen en un ámbito institucional permanente, que reconozca el principio del federalismo y la integración público-privada. El espacio institucional adecuado es el Consejo Federal Agropecuario (CFA) ampliado.

2) Trabajo en red

Para la construcción concertada de políticas públicas, hay que trabajar en red, con las instituciones públicas de todos los niveles, universidades e instituciones científicas y técnicas, organizaciones del sector privado, instituciones sociales y cooperativas para brindar soluciones frente al gran desafío de la competitividad.

3) Sustentabilidad de la pequeña y mediana empresa

Hay que defender la producción santafesina. Se necesitan urgentes medidas económicas que permitan sostener a los pequeños y medianos productores y empresas, ante una crisis coyuntural que afecta al patrimonio mismo de los que producen. La combinación de la baja de precios internacionales, la pérdida de competitividad, el aumento de costos de producción y la inflación están arrastrando al sector productivo no sólo a una crisis de rentabilidad, sino también de endeudamiento, que pone en riesgo el futuro de los que trabajan y producen. Cualquier política de desarrollo requiere de una base de viabilidad y rentabilidad de los sectores productivos. En tal sentido, son positivas las medidas adoptadas en los últimos días, eliminando las retenciones a la toda la producción agropecuaria y bajando la de la soja, como así también la eliminación de las retenciones a las exportaciones industriales.

4) Desarrollo industrial

La existencia de una potente industria vinculada a la actividad agropecuaria ha sido y es una gran fortaleza de nuestra provincia. Se necesita una activa política industrialista que apoye al sector con fuertes incentivos, financiamiento, infraestructuras, asistencia técnica, capitación profesional y educación técnica. Es necesario recuperar el crecimiento del PBI industrial e incrementar su participación en la matriz de exportaciones y, además, promover el desarrollo industrial en el Norte de la Provincia y en las localidades del interior.

5) Aumento de la oferta productiva

Es fundamental ampliar la oferta, incorporando conocimiento a los procesos y agregando valor a la producción. El desafío es desarrollar los distintos sectores sin afectar los precios internos ni perder las inéditas oportunidades mundiales de colocación de nuestros productos. Para ello se requiere más producción –primaria e industrial–, con rentabilidad aceptable y reglas de juego claras y estables. Es necesario eliminar todos los registros de ventas al exterior (ROE) y concertar un mecanismo de fijación de volúmenes y precios para un conjunto de productos destinados al mercado interno, desacoplándolos de los precios internacionales.

6) Planes estratégicos por producto

La diversificación productiva nacional como parte del desarrollo local y regional necesita planes integrales de desarrollo sectorial en la perspectiva de encadenamientos productivos. Hay que trabajar con planes estratégicos por producto, con la finalidad de aumentar la producción primaria e industrialización en origen de producciones tales como arroz, algodón, cítricos, hortalizas, caña de azúcar, porcinos, caprinos, ovinos y aves. Estas actividades, además, son intensivas en la utilización de mano de obra.

7) Agricultura familiar, pequeña producción agropecuaria y economía social

Defender la cultura rural es promover el arraigo de los productores a su medio, lo que impacta positivamente sobre el empleo, evita las migraciones internas y previene la desaparición de pequeñas comunidades. Junto a Municipios, Comunas y organizaciones de la agricultura familiar, hay que impulsar acciones que fortalezcan alternativas locales, promuevan el asociativismo y el desarrollo de una economía de pequeña escala pero auto sustentable e insertada formalmente en los circuitos de comercialización.

8) Desarrollo científico tecnológico y competitividad

Las claves para el futuro del sector agropecuario e industrial son la investigación y el desarrollo de tecnologías aplicadas a la producción. La capacidad de innovación resulta imprescindible para el desarrollo y nuestra provincia cuenta con un enorme potencial para ser tecnológicamente activa. Para ello, contamos con la Agencia Santafesina de Ciencia, Tecnología e Innovación como herramienta de articulación y financiamiento.

9) Financiamiento a la producción

Con el objetivo de apoyar crediticiamente a los productores y empresarios se requiere un rol más activo del Estado Nacional y Provincial. Una banca de desarrollo es indispensable para apalancar el crecimiento de la inversión.

10) Internacionalización de las empresas

Incrementar las exportaciones, modificar el perfil exportador incorporando más productos con valor agregado y promover el comercio exterior en una política prioritaria y transversal que involucra a todos los sectores de la producción.

11) Logística e Infraestructura

Todo proceso de desarrollo productivo y agregado de valor, se sustenta en la disponibilidad de infraestructuras de transporte, comunicaciones, energía, agua potable y logísticas adecuadas. Por ello, las políticas de construcción de infraestructuras son prioritarias para pensar en el crecimiento de la actividad económica y en un progreso sostenido.

12) Articulación público privada

Hay que profundizar y mejorar la articulación público privada y público pública. Todo proceso virtuoso de desarrollo económico necesita potenciarse en una estrategia de acuerdos y concertación entre el Estado y los actores económicos, representados por sus instituciones y organizaciones.

13) Cuidado del medio ambiente, producción sostenible y diversificada

El desarrollo agroindustrial santafesino y del país debe contemplar el cuidado de los recursos naturales y el ambiente. La agricultura sustentable, la producción orgánica y una industria de mínimos impactos ambientales son objetivos fundamentales en una estrategia de crecimiento moderna y en un modelo estratégico de inserción en el mundo.

14) Educación

La Educación es una herramienta clave para la inclusión social de los jóvenes y para generar el capital humano indispensable para el crecimiento de la economía. Impulsar la educación técnica, las prácticas profesionalizantes, la educación dual, las escuelas agrotécnicas y las tecnicaturas especializadas debe ser una prioridad del gobierno. La participación del sector privado y los productores en la discusión de las modalidades y el apoyo a los establecimientos educativos es importante para estrechar el vínculo entre la producción, el trabajo y la educación.

15) Industrialización de la producción agropecuaria en origen y bioeconomía

La transformación de los territorios rurales en una gran fábrica de alimentos, bioenergías y fibras para diversos usos industriales representa una gran oportunidad para Santa Fe. Hay que poner este objetivo como una gran meta para el proceso de desarrollo de la provincia, especialmente en el Norte y en el interior.

16) Regulación de los de los costos de los insumos agropecuarios y transparencia en los costos transaccionales

Es necesario aplicar mecanismos de control y regulación de los costos de los principales insumos agropecuarios, que impidan el aumento desproporcionado del precio de los mismos. De la misma forma, la intermediación, la logística y los servicios vinculados a la actividad agropecuaria, que forman parte de sus cadenas de valor, necesitan ser revisados y transparentados para asegurar la rentabilidad del productor.

17) Organización del sistema productivo

Incentivar la organización de clústeres productivos, microrregiones, modelos de desarrollo local y propuestas asociativas, consorcios y cooperativas es muy importante para incentivar las economías regionales y garantizar el desarrollo del interior. El capital social

con que cuenta la provincia de Santa Fe y la cultura del asociativismo, constituyen una fortaleza a la hora de pensar el futuro.

18) Buenas prácticas, certificación, denominación de origen, trazabilidad

Promover las buenas prácticas, la certificación de la producción según normas internacionales, la denominación de origen y la trazabilidad de los productos, contribuye a mejorar la competitividad de la producción, por lo cual esta debe ser una meta a cumplir como parte del plan de desarrollo agroindustrial de la provincia, en un trabajo conjunto entre los productores, las entidades y el Estado.

19) Estudios de competitividad

Los instrumentos utilizados para contener los precios de góndola de algunos productos lácteos, carnes y molinería han fracasado y distorsionan los precios de intercambio entre los eslabones de la cadena de valor, generando tensiones y logrando efectos inversos a los esperados. Hay que integrar los sistemas de comercialización y distribución a la problemática de la producción agropecuaria e industrial y realizar estudios de competitividad en las principales cadenas agroalimentarias. Necesitamos mayor oferta productiva y un Estado inteligente, actuando sobre los costos y márgenes de los diferentes encadenamientos.

20) Seguridad alimentaria

Garantizar la seguridad alimentaria a todos los santafesinos debe ser parte del compromiso de responsabilidad social empresarial de todo el sector agroindustrial. La seguridad alimentaria existe cuando todas las personas tienen acceso en todo momento a alimentos suficientes, seguros y nutritivos para cubrir sus necesidades.