fbpx

Sarasola informó que desde el Ejecutivo Municipal se elevaron al Concejo Deliberante cinco proyectos de ordenanza tendientes a “avanzar de una manera más contundente y rápida en la posibilidad de acceso a terrenos y a viviendas por parte de los vecinos de todos los sectores la ciudad, cualquiera sea su nivel de ingresos”.

En la mañana de este jueves, el Intendente Municipal Juan José Sarasola, junto al Secretario de Planeamiento Urbano, Vivienda y Producción de la Municipalidad de Casilda, Fernando Sambrailo, y con la presencia del Concejal Hugo Racca, brindó una conferencia de prensa a fin de anunciar un conjunto de medidas relacionadas al acceso a terrenos y a viviendas, regularización de comodatos y de la situación de lotes baldíos o con construcciones abandonadas en sectores que cuentan con todos los servicios.

En este sentido, el Ejecutivo Municipal ha elevado al Concejo Deliberante cinco proyectos de ordenanza que serán tratados próximamente en el recinto. Sarasola expresó que la intención es “cambiar el paradigma, la forma de poner a disposición de los vecinos terrenos y viviendas en la ciudad de Casilda”.

Uno de los proyectos se refiere a la reglamentación de un próximo sorteo de lotes entre los inscriptos en el Programa de Acceso a la Tierra y Vivienda Organizado (Pro.Ac.Ti.V.O.). “Son setenta terrenos los que se van a sortear, ubicados en las manzanas 29, 30 y 49 en barrio Nueva Roma D, una vez aprobada la ordenanza, entre todas las personas que se hayan anotado en el Pro.Ac.Ti.V.O. Cada familia tendrá un plan particular, hasta 9 años de financiación”, adelantó el intendente.

“Si se aprueba la normativa tal cual la elevamos, lo que pretendemos es que esos terrenos sean sorteados entre los que ya se anotaron y los que se puedan anotar hasta una fecha que se establecerá posteriormente a que se sancione la ordenanza. Estos terrenos luego van a ser vendidos a los beneficiarios del sorteo, a todos con el mismo precio y con la misma tasa de interés; lo que diferirá de acuerdo a las posibilidades económicas de cada uno es la cantidad de cuotas. Obviamente, el precio no es el del mercado, es un precio promedio entre el valor fiscal y el valor de mercado”, explicó Sarasola, agregando que “se va a hacer un análisis de situación socioeconómica de cada beneficiario y a partir de eso se establecerán cuotas que pueden alcanzar los 9 años”. Es por ello que “esto no excluye a nadie, puede acceder aquel que tenga un ingreso mínimo de la Asignación Universal por Hijo hasta aquel que tenga un recibo de sueldo, un ingreso demostrable”, continuó.

Otro de los proyectos de ordenanza se relaciona a la regularización de la situación de comodatos, “bajo un procedimiento similar, de acuerdo a la realidad social de cada familia, para poder acceder a una escritura con una hipoteca y, de esta manera, con un valor de terreno menor al que se cobra en cualquier transacción comercial, y en la cantidad de años según las posibilidades, puedan pagarlo y regularizar su situación definitivamente”, manifestó Sarasola.

“Una tercera normativa tiene que ver con generar un incremento progresivo en la sobretasa que se paga por aquellos terrenos baldíos, incluso los que tienen construcciones abandonadas”, dijo el intendente. Si bien se viene cobrando una sobretasa, lo que se ve desde el Ejecutivo es que “esos terrenos baldíos, en lugares que están provistos de todos
los servicios, es tierra que está vacante y que hoy, con la necesidad de terrenos y de viviendas que hay en toda la ciudad, le causan al Estado un perjuicio enorme, ya que en todos los niveles, municipal, provincial y nacional, tiene que invertir recursos para poder llevar los servicios a determinados sectores de la ciudad que están desprovistos de los mismos, mientras que hay una cantidad importante de lotes que están provistos de los servicios y que están vacantes, y en algunos casos, hay casas que ni siquiera están en alquiler, sino que están abandonadas”, manifestó el intendente. “Lo que se propone es elevar el porcentaje de la sobretasa municipal y que, si pasa el tiempo y a ese terreno o casa abandonada no se le da un uso, la misma se irá incrementando. Esta es una herramienta que se ha implementado en otros municipios, y tiene que ver con tener muy claro que hay un interés general, social, de la gran
parte de los vecinos, y que el interés particular no puede estar por sobre ese interés general”, sentenció.

El cuarto proyecto de ordenanza elevado al Concejo es una normativa que declara de utilidad pública y sujeto a expropiación a todos los terrenos de los sectores C y D de barrio Nueva Roma que estén a nombre del fundador, Pescio, o de otras sucesiones, sociedades, etc. “Desde hace tiempo, la lógica de crecimiento de esos sectores del barrio era una lógica en la que el Estado participó de una manera desordenada e hizo una distribución de terrenos, en muchos casos, sin que estén a nombre de la Municipalidad, y sin que se consolide un sector sino en distintos
puntos”, expresó Sarasola. En cuanto a la tierra vacante, “que está a nombre de Pescio y otros titulares que ya hace años no viven ni tienen herederos ni nadie que tenga legalmente la potestad de derechos, el Municipio, en lugar de entablar el proceso de prescripción administrativa como el que se venía haciendo, que es un proceso más lento y es individual, va a solicitar, una vez que se apruebe la ordenanza y que el proyecto pase a la Legislatura de la Provincia, que todos esos terrenos sean declarados sujetos a expropiación, y que sea el Municipio el propietario”. A partir de ello, el Ejecutivo Municipal pretende, por un lado, “regularizar la situación de la gente que ya está viviendo allí sobre un terreno que ni siquiera es de la Municipalidad y con mucho esfuerzo construyó su casa hace años”, explicó el intendente; y por otra parte, “sumar nueva tierra que está libre, y de esa manera poder seguir avanzando con el sorteo y el acceso a la tierra de todos los vecinos de la ciudad. También se pretende cortar algún tipo de circuito de especulación inmobiliaria”.

La última normativa se refiere a la creación del Instituto Municipal de la Vivienda, “una propuesta que, a semejanza de otras ciudades, lo que busca es crear un ente autárquico que, si bien va a depender de la Municipalidad, va a poder tener funcionamiento propio”, manifestó Sarasola, y agregó que “la conducción de dicho ente, que será absolutamente ad honorem, no sólo tendrá representación municipal sino que habrá también un representante de las vecinales de la ciudad, un representante de los sindicatos, y un representante de las asociaciones gremiales empresarias, Centro Económico, cooperativas, etc.; y que será ese directorio, integrado por cuatro personas, el que establecerá las políticas de corto, mediano y largo plazo, que generará las gestiones junto al Municipio para obtener recursos y poder hacer viviendas, llevar infraestructura, servicios, y demás. Y la idea es que todo lo que se recaude de la venta de los terrenos vaya a integrar el patrimonio de ese ente, y no venga a Rentas Generales”, remarcó el intendente.

Para finalizar, Sarasola instó a quienes tengan lote propio a que se inscriban en el registro digital de la Provincia de Santa Fe, para acceder al sorteo de diez planes de financiamiento para construir un módulo de vivienda mínima.