fbpx

20151213-controles de alcoholemia

 

La Secretaría de Prevención y Seguridad Ciudadana, por medio de la Dirección de Tránsito, y con colaboración de personal de la Policía Vial y de personal policial de la Unidad Regional IV, llevaron adelante controles de alcoholemia durante la madrugada del domingo. Se labraron actas y se secuestró un vehículo.

Durante la madrugada de este domingo se realizaron controles de alcoholemia en el acceso a la ciudad de Casilda. Debido a la continuidad del paro de los trabajadores municipales de Casilda, el intendente Sarasola no contaba con inspectores para realizar los controles, por lo que se comunicó telefónicamente con las autoridades de la Agencia Provincial de Seguridad Vial y solicitó personal para que la ciudad pueda llevar adelante los controles y colaborar en la prevención de siniestros viales en las rutas de la región.

 

Desde el Ejecutivo Municipal agradecieron a la APSV la excepción realizada, ya que envió personal aunque tenían programados los controles en diversas localidades de la provincia y no en Casilda.

 

Se hicieron presentes dos móviles de Policía Vial con cuatro efectivos cada uno y dos alcoholímetros, los que se apostaron en el Km 744 de Ruta 33, a metros de la intersección con Bv. 9 de Julio.

 

En el lugar estuvieron el secretario de Prevención y Seguridad Ciudadana, Federico Censi; el director de Tránsito, Hugo Dichiara; y la subsecretaria Legal y Técnica, Patricia Ferraretto.

 

Además del personal de la Policía Vial y de los funcionarios del Ejecutivo Municipal, participaron del operativo dos agentes, con un móvil, de la Unidad Regional IV, de manera permanente, y otros móviles que se acercaban periódicamente al lugar a corroborar que no existieran inconvenientes.

 

El operativo comenzó a la 1 de la madrugada y se desarrolló hasta aproximadamente las 4 hs, alternativamente en las dos manos de la ruta, y se hicieron aproximadamente 140 controles, de los cuales sólo uno arrojó como resultado alcoholemia positiva sancionable. Se labró el acta correspondiente y el vehículo se le entregó a otra persona (conductor designado), previo examen de alcoholemia.

 

Es de destacar que hubo dos conductores que se dieron a la fuga.

 

Además se labraron cinco actas a vehículos sin la documentación necesaria para conducir, uno de ellos transporte de pasajeros, y otro por exceso de pasajeros.

 

Hubo un solo vehículo secuestrado, ya que no poseía ningún tipo de documentación: licencia de conducir, seguro y tarjeta verde.

 

Los controles continuarán, en diferentes lugares y horarios, con la intención de concientizar, prevenir y sancionar, en un marco de igualdad para todos los ciudadanos.