fbpx

ni un pibe menos por la droga 4

 

El primer mandatario local se acercó al punto de concentración de la marcha que se realizó este viernes bajo el lema “Ni un pibe menos por la droga”, acompañó todo el recorrido y recibió a los familiares en la puerta del Palacio Municipal. Aseguró que es una lucha de todos.

La comunidad de Casilda, conmovida por la muerte de Francisco Quintana, salió a manifestar el dolor y a pedir que no se pierda la vida de nadie más por este flagelo. El intendente Sarasola se acercó a la Escuela Nº 202 “Manuel Leiva”, establecimiento educativo al que concurría Francisco, y lugar elegido para iniciar la marcha y acompañó la caminata como un casildense más.

También se hicieron presentes miembros del Gabinete como Federico Censi, Celina Arán, Marta Lapegüe, Ana Tavella, Juan Della Lana, Pablo Tomat, y Patricia Ferraretto.

 

Los miembros del Ejecutivo se adelantaron para recibir la marcha en las puertas del Palacio Municipal y allí Sarasola escuchó el desgarrador relato de Yanina Espíndola, la mamá de Francisco.

El intendente se solidarizó con ella y contó que se llevarán adelante “todas las acciones que estén a nuestro alcance. Le vamos a exigir a las autoridades policiales y judiciales para que hagan lo que tengan que hacer. Vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que no se envenene a ningún pibe más en Casilda. Pongamos, todos, nuestro grano de arena. El enemigo es muy poderoso, pero tenemos que trabajar todos juntos, no podemos dejar que nuestros hijos se perjudiquen a sí mismos.”

Asimismo anunció que este lunes se reunirá con los directores de las escuelas de la ciudad para tratar de coordinar acciones conjuntas para evitar “que se siga envenenando a nuestros chicos.”