fbpx

Raúl Pietronave  expresó sus sensaciones respecto al presente de la gestión recientemente iniciada.

Dentro de su análisis hizo hincapié en la complicada situación financiera con la cual recibieron las arcas locales. «La ejecución de obras es algo cada vez más difícil que necesita de recursos propios que hoy la Municipalidad no tiene», aseveró.

En su balance hizo mención también a la falta de utilización de recursos brindados por el Gobierno de la Provincia anterior. Es decir, dinero que en el 2017 se solicitó para luminarias y nunca se licitó, cuestión que se volvió a repetir en el 2018. Por su parte, para el año 2019 se programaron a Casilda 16 millones de pesos pero que aún no tienen destino. «Tenemos que presentar proyectos para sacar el dinero y que no se siga devaluando», indicó.

Si bien hay cosas que aún resta por analizar, manifestó estar dispuesto a seguir trabajando en pos de mejorar en todos los aspectos que pueda intervenir.