fbpx

Durante la mañana de este lunes y utilizando termómetros digitales comenzó a implementarse un nuevo método preventivo: una persona por retén contará con una de estas herramientas para medir la temperatura de aquellos que deban ingresar a la ciudad durante la jornada con el permiso correspondiente.

En el caso que sean habitantes de la localidad y registren más de 37.5º, personal policial se encargará de derivar al conductor al hospital San Carlos; en el caso que sea de afuera, se le pedirá que regrese a su lugar de origen previa comunicación con personal de salud

El protocolo estará activo a partir de este lunes todos los días de la semana y durante las 24 horas, excepto los días de lluvia.